lunes, 22 de diciembre de 2008

John Everett Millais -Despertar- (1865/66)


De las tres hijas de Millais, Carrie era la más pequeña, ella es la protagonista de este lienzo. Llama la atención la cinta roja, apenas esbozada con pinceladas rápidas, en gran contraste con el cobertor blanco marfil, dibujado con gran precisión...
También se ve al fondo la niñera ocupada con la costura. Sobre la presencia de las flores en la mano de la niña los críticos interpretaron las campanillas como signo de constancia, mientras que las prímulas puede representar augurios de amor y felicidad.