jueves, 28 de agosto de 2008

Ford Madox Brown

Nació en Calais hijo de un comisario inglés. Estudió en Brujas, Gante y en la Academia de Amberes. En París conoció la gran pintura. De Rembrandt a los españoles pasando por los románticos de su época. En 1848 Rossetti le pidió que le diera claases de pintura. Posteriormente compartió los preceptos de la Hermandad. Dos de sus obras más importantes fueron “Adiós a Inglaterra” (1852-1855) y “Trabajo” (1852-1863)





"Adiós a Inglaterra" (1852-1855)


"Adiós a Inglaterra” concentra la imagen dignamente desesperada de la pareja de pequeños burgueses que se alejan de su país. Plasma el gran movimiento de la emigración que alcanzó su cota más alta en 1852.




"Trabajo" (1852-1863)


En “Trabajo” el cuadro quiere representar un panorama de las clases sociales, de los cavadores en actitud épica, a los vagabundos, a los señores de la burguesía, desempleados y a los ociosos a caballo.
En una posición destacada a la derecha se puede ver a Carlyle y a F.D. Maurice, que, “aún pareciendo perezosos trabajan controlando el trabajo bien hecho y la felicidad de los demás” (como consta en el catálogo de la PIcadilly Gallery, donde la obra fue expuesta en el año 1865)
Su posterior carrera se desarrolló aparte del prerrafaelismo. Fue un gran diseñador en la Firm de William Morris, proyectó muebles y cartones para vidrieras. Esta actividad influyó en su pintura tardía.

1 comentario:

Vinatea dijo...

Ya te he dejado mi comentario en otro lugar de este magnífico blog. No se podía esperar otra cosa viniendo de ti. Le auguro, como a todo lo que tu haces, un magnifico porvenir ¡Tú vales mucho xiqueta! Tienes esa humildad y sencillez que caracteriza a los mejores.
Luis.